Este fue sin dudas, no solo el año del re-encuentro con el publico argentino (por primera vez desde 1992 pasaron mas de cuatro años hasta volver a tocar en Buenos Aires) sino el gran año de la confirmación del amor Hosen – Argentina.

Recordemos cronológicamente: Todo empezó en Enero. Los Hosen hacia varios años que no editaban sus últimos discos en el mercado discográfico local, la aparición de una nueva compañía en el horizonte (Music Brokers) marco primero la vuelta a las bateas. En vez de re-editar los CD’s “Zuruck zum gluck” y “In aller Stiller” la banda decidió armar un nuevo disco basado en canciones de estos dos, algunas del EP “Friss oder stirb” y algunas inéditas. Por supuesto, no iba a quedar afuera la versión de “Uno Dos Ultraviolento” de Los Violadores que ya habían tocado en vivo cuatro años atrás tanto en Córdoba como en Buenos Aires. Para darle un aura aun más especial a esta versión Campino decidió un viaje relámpago a Buenos Aires para grabar sus voces en un estudio porteño donde lo acompañó una veintena de fans que habían ganado diversos concursos para compartir los coros y un día en el estudio junto a Campino.

Campino haciendo entrevistas en hotel de Plaza de Mayo

Foto Juan S. Sztark

Campino: Me pongo muy contento cada vez que viajo a Argentina. Ésta vez hacía rato que no estaba por ahí. Para nosotros siempre estuvo claro que los chicos argentinos debían cantar los coros de „Ultraviolento“, porque en nuestra opinión, el tema es de ellos. Sin embargo sentía curiosidad, porque hacía rato que no íbamos, por saber si se acordaban de nosotros y si la relación aún era la misma. Me alegró mucho en esos días de encontrarme con varios de nuestros viejos y fieles amigos. Como había viajado solo y no tenía constantemente reuniones ni actividades pactadas, pude vivir la ciudad de una manera completamente diferente. Esta vez tuve mucho tiempo para caminar por las calles y me dejé llevar por la gente a los lugares que ellos conocían como alegres. Conocí de una vez por todas muy bien la ciudad, estuve caminando muchos días de Sur a Norte y de Este a Oeste. Estuve en fiestas privadas y en clubes bárbaros. Tenía otra intensidad, porque no estuve con el grupo y mi estadía duró algunos días más.

Durante una maratonica sesion de prensa, Campino anuncio la edicion del disco „La Hermandad“ y la vuelta a los escenarios portenios: Serian dos noches de Abril en su ya clasico Teatro de Colegiales. Viernes 24 y Sabado 25 de Abril fueron los dias, en la segunda noche como curiosidad apareció Duncan Reid como invitado en tres canciones, pasando a ser así el segundo miembro de The Boys en tocar junto a los Hosen en Buenos Aires para las canciones “Sick on you”, “Brickfield nights” y “First time” (todas de The Boys).

Andi: Fue un gran placer para nosotros que haya estado Duncan. Es un soberbio cantante y uno de los más grandes saltadores en el escenario, lo que también se pudo apreciar otra vez en la representación.

Vom: Él estaba justo en Brasil de vacaciones y arregló todo para poder viajar de vuelta el día después de nuestro primer concierto. Había estado con The Boys una semana antes haciendo de soporte para los New York Dolls. Yo tenía que practicar para ese entonces con los Hosen y por eso se tuvieron que buscar otro baterista para llevar. Fue la primera vez en años que tuvieron que llevar otro baterista. Estaba realmente muy contento por la banda, que lo pudieron lograr, porque era una cosa grandiosa tocar con los New York Dolls. Hicieron dos shows con ellos en la Argentina, Buenos Aires estuvo completamente vendido. Duncan entonces pasó, hizo un par de bises con nosotros y el día después voló con rumbo a Inglaterra. Funcionó realmente bien. Yo pienso que cuantas más veces toquen los Boys más grandes se volverán. Eso siempre sucede con la Argentina. Tienes que trabajar, tratar de volver y la gente aprecia eso, y volver más y más veces. Los Ramones hicieron eso y se volvieron más grandes que los Beatles al final.

Andi: Ambas veladas fueron soberbias. Amo El Teatro y se puede decir que fueron en alguna forma noches especiales para nosotros, porque poco antes habíamos editado un disco que estaba destinado sólo a la Argentina y habíamos tocado algunas cosas del disco. Se podía ver bastante bien, lo que sucedía en el lugar, porque también habíamos hecho un video para ‘Uno dos, ultraviolento’. Cuando se ven las imágenes ya no son necesarias muchas aclaraciones. Más aún que en Alemania, acá el público es tan importante como el concierto en si. Es increíble como lo transportan a uno a través de la velada. Cuando se ve eso, uno mismo a su vez aprieta el acelerador y así todo se hamaca hacia arriba.

Como curiosidad, los dos shows de Abril fueron grabados en vivo por una unidad móvil de grabación que luego las comercializo a través de la Web en forma de memory stick (pen drive).

Los shows de Abril fueron a su vez la excusa para anunciar aun más shows en Noviembre! Allí, los Hosen aprovecharían el tiempo al máximo,
encontrando momento tanto para nuevamente encabezar un festival como para un inédito show gratis en pleno centro de Buenos Aires, volver a Rosario tras 12 años y llegar a la austral Patagonia. Ya unos verdaderos especialistas en visitar lugares recónditos del país!

Arrancaron en “Galpón 11” de Rosario, a metros del Río Paraná, ante más de 2000 fans donde los locales Carmina Burana oficiaron de soporte.

¿Qué lugares de Argentina conoces aparte de los en los que se hacen los conciertos?

Andi: Eso más bien fue turismo, por ejemplo, que uno haya visto las Cataratas del Iguazú o que haya volado a la Patagonia. Como meta fuimos a la Península de Valdés, donde en una bahía se podían ver ballenas y además una enorme cantidad de pingüinos. Vivimos en un hotel en el medio de la nada y en la playa había un Centro de Investigación de Elefantes marinos. Los investigadores les dieron nombres y los rociaron sobre los animales. Uno de los más grandes se llamaba Elvis, lo que encontramos muy divertido.

¿Que fué lo más especial de la gira de fines de 2009?

Breiti: Lo lindo fue, que ésta vez no tocamos solamente en Buenos Aires, sino que vimos un poco más del interior del país. Nos interesaba saber como era el público fuera de la Capital. Como serán las otras ciudades y lugares? Largas horas de viaje en micro de una ciudad a la otra me parece genial. Viajando de esa forma uno sabe despues donde realmente está en ese momento. Si uno solamente vuela de A a B y en dos días desaparece, no se conoce realmente mucho.

Lista de temas del show en Rosario

En el 2003 habían hecho su show del Living. Esta vez otra de sus tradiciones y conciertos exóticos también tendría su “edición argentina”.

El miércoles 4 de noviembre fue el “Show Mágico y Misterioso”. Los Hosen brindaron un increíble show sorpresa en un escenario montado en plena calle Rodríguez Peña, a apenas metros de la Avenida Santa Fe en pleno centro porteño y de la mítica galería Bond Street (epicentro de la movida underground en los ’80 y ’90). Tocaron sobre un andamio montado en el primer piso del local de tatuajes “American Haus”, un show que solo se anuncio por esta Web, y en una larguísima sesión de firma de autógrafos que la banda brindo esa misma tarde en la sucursal del barrio de Flores de la cadena “Musimundo”, apenas horas antes. Finalmente miles de fans se acercaron a lo que fue una verdadera fiesta, al aire libre, y GRATIS!

Campino: El Magical-Mystery-Gig sobre la Bond Street fué uno de mis diez conciertos favoritos de mi vida. Una vez más un concierto en la Argentina que logra integrar mi Top Ten personal! Fué increible, logró opacar hasta al festival Pepsi que habiamos hecho dias antes. El Festival estuvo muy bueno, pero el gig de la calle fué legendario. En dos o tres años todos esencialmente se van a acordar de aquella noche. Fue salvaje. No sabíamos que esperar, ni cuanta gente podría ir y si los fans iban a poder apreciar el show. Fue exactamente todo tal cual como lo hubiésemos querido, fue sencillamente fantástico.

¿Cual fué la idea detrás del show?

Campino: Queríamos hacer una presentación especial, pero no una repitición en una vivienda privada. Mariano Asch hizo entonces la propuesta de organizar junto al estudio de tatuajes el show en esa calle. Los dueños del estudio nos dijeron: les construimos un pequeño balcón sobre una estructura metálica sobre la cual se podrán subir. Yo estaba escéptico en un principio, sobre si eso era posible sobre esa calle angosta. Fuimos varias veces a mirarla antes. Mariano y el otro Mariano -del estudio de tatuajes- estaban muy seguros y convencidos y lo querían hacer, de cualquier forma, entonces dijimos: Venga, lo sacamos juntos adelante!

¿Como fué anunciado el concierto?

Campino: Existía el temor de que si anunciabamos el concierto demasiado temprano vendría demasiada gente. Entonces informamos a través de la homepage local recien al mediodía, que iba a pasar exactamente. Había rumores de que Die Toten Hosen iban a hacer algo en ese día. Claramente no se sabía que era. La información lanzada horas antes alcanzó para movilizar a miles de chicos hacia ahí. A las 18 hs. se acercó al estudio de tatuajes un camión que traía una estructura metálica para armar encima y un par de operarios y ayudantes se encargaron de armarla. Ahí los primeros fanáticos vieron de que se trataba y comenzaron a telefonear diciendo que parecía que iba a haber un show en vivo. En el momento en el que salimos había una impresionante cantidad de gente con un entusiasmo desbordante. La reacción de la gente en la homepage y en los foros fué arrolladora. El ambiente fué electrizante. Para mi el concierto fué, te digo rápidamente, junto al gig con Iggy Pop y el concierto en el estadio de River Plate, de lo mejor. Uno de los mejores cinco shows en Buenos Aires de todos los tiempos.

Breiti: Fue para nosotros uno de los más memorables conciertos que hicimos en Argentina. Que hayan estado 7.000 personas, a pesar de haberlo anunciado un rato antes en nuestra homepage y además de ello secretamente fue realmente impactante. El ambiente fue grandioso. Fue una fiesta espontánea realmente buena. Tenemos que agradecer nuevamente a Mariano, sin el no se hubiera podido hacer. Él puso a disposición todo su negocio y estuvo también dispuesto a ayudar en todo momento.

Foto Matias Corral

El primer show en Noviembre fue el Festival Pepsi Music, donde cerraron tras un gran set de sus amigos Faith No More.

Campino: Estar presentes nuevamente estuvo muy bueno! En ese año todos nuestros preparativos estaban dirigidos hacia el mes de Noviembre. Lo bueno es: en un festival podés tocar para los viejos y leales fanáticos pero también podés ganar nuevos que nos conocían solamente por habernos oido nombrar. Que justamente nos fueramos a encontrar con los Faith No More nos mantuvo la alegría en alza desde la primavera. Fué un emotivo reencuentro que nos recordaba a los buenos viejos tiempos. En los años 90 hemos tocado junto a Faith no More en innumerables festivales y se forjó una verdadera amistad entre las dos bandas, como las que tenemos con Bad Religion o Social Distortion. Lógicamente celebramos eso y estuvimos en la noche por un largo rato juntos en una parrilla.

Breiti: Fue genial volver a vernos despues de tanto tiempo y tocar junto a Los Violadores. Nos alegramos mucho de que nos invitaran a cantar „Uno, dos, Ultraviolento“ cuando tocaron el tema durante su aparición en el festival. Encontrarse con los muchachos de Faith No More el mismo día también estuvo genial. Somos amigos de muchas bandas, pero a menudo no hay mucho por contar además de: donde estuvieron? que están haciendo ahora y adonde van a ir? Con Faith No More es diferente. Siempre tenemos algo para contarnos. Por eso es buenísimo, colgarse una noche juntos y contarse todo.

Foto Matias Corral

Apenas días después de aquel día mágico y misterioso, un avión los deposito más al Sur que nunca. El Viernes 6 de Noviembre debutaron en la Patagonia con un par de shows en la Provincia de Río Negro en la ciudad de Cipoletti (a apenas kilometros de Neuquen), en "Kimika Night Lab" y al día siguiente, en San Carlos de Bariloche repitieron en un "Puerto Rock" repleto junto al grupo ska Los Calzones, tocando a apenas unos metros del enorme Lago Nahuel Huapi.

Campino: Bariloche y Cipoletti fueron para nosotros importantes, porque queremos conocer y ver cada vez más del país. Argentina es mucho más que solamente Buenos Aires. Muchas ciudades ya conocemos, pero era una buena oportunidad de agrandar el espectro y recorrer la Patagonia un poco con el auto y disfrutar de la hermosura de éste país. El viaje de Cipoletti a Bariloche estuvo muy bueno.

Breiti: El concierto de Bariloche fué por la intensidad el mejor de todo el tour. Creo que tocamos muy bien y había un muy buen ambiente. Por supuesto también asistió gente que había venido desde Buenos Aires. Unos cuantos fanáticos no se quisieron perder ninguno de nuestros conciertos. Hay gente allá que lleva listas anotando desde cuando comenzaron a presenciar nuestros conciertos en Argentina y a partir de cuando no se pierden ninguno. Igualmente, el grueso del público era de la zona. En la noche en la calle, en el intenso frio, me encontré con un par de fanáticos de Chile, que habían manejado 15 horas con el auto para ver el concierto.

¿Es para ustedes una opción para el futuro seguir tocando fuera de Buenos Aires?

Entrada al show de Cipoletti

Breiti: Naturalmente. Cuando hace algunos años tocamos en Rosario, era en un pequeño lugar para 500 personas. Ahora tocamos en una Sala para 2000 personas. Si estuvimos en algún momento en algún lugar, pasa algo despues. Obviamente es una mecha que se prende, y que hace que más gente se interese por uno. Por lo tanto, si existe la posibilidad de tocar en otras ciudades, lo haríamos con gusto, no solamente en la Capital.

2010

No queríamos que terminara